El dibujo con rotulador

| |

El rotulador es el medio dibujantico mas recientemente inventado. Desde su aparición en Japón hacia los anos sesenta hasta nuestros días, cada vez han sido más los artistas que han adoptado este medio como método de expresión plástica. La técnica del rotulador es delicada y compleja, sin embargo tiene unas enormes posibilidades creativas que compiten y están a la altura de los más tradicionales medios de dibujo. La posibilidad de dibujo del rotulador se une al cromatismo que proporciona permitiendo trasladar el color al terreno del dibujo.



El medio



El rotulador se halla constituido por un mango, que sirve a la vez de contenedor de tinta y asidero; la tinta es transportada a la punta a través de una cánula de fieltro especial; en cuanto a la punta, existen muchas variedades y cada día aparecen nuevos modelos con posibilidades más y más amplias.

El tipo de punta en el rotulador es lo que determina el trazo que produce; este puede ser de gruesos variados, desde un diámetro de 0,5 mm hasta marcadores de varios centímetros de grosor; asimismo la punta puede variar seguir la aplicación a que este destinada, pudiendo ser de fieltro, dura o blanda, de pelo sintético con forma de pincel, de goma también con forma de pincel o tipo estilógrafo.



Variedad de trazo



Una de las características de los rotuladores que hacen de este medio un útil de gran versatilidad es la posibilidad de realizar diferentes trazados con un solo tipo de punta, aunque no todos los rotuladores se encuentran preparados para ello, tan solo los que tienen punta biselada o con punta de pincel.

La punta de pincel, como su nombre indica, permite un trazo semejante a la pincelada en cuanto a forma, pero el tono siempre es uniforme; el rotulador con punta biselada permite tres tipos de trazo diferentes: fino, si se realiza con la arista; mediano si se realiza con la parte estrecha de la punta; o bien ancho y corriente, si el trazo es realizado con la parte más ancha de la punta.



Superposición de pianos



El rotulador tiene una tinta transparente que se puede mezclar o fundir sobre el papel; al igual que la técnica de la acuarela, la transparencia de la tinta no permite la realización de opacidades, por lo cual la técnica del rotulador prescinde de la utilización del color Bianco opaco, utilizando siempre como base de luminosidad el color del fondo del papel.

Esta capacidad de transparencia, unida a la inmediatez de su secado, permite una técnica propicia a la superposición de pianos, formándose diferentes calidades y gradaciones tonales si se trabaja con grises, o bien nuevos colores, si los pianos superpuestos pertenecen a cromatismos complementarios.

2 comentarios:

Miguel Angel ramirez dijo...

en que libros se puede aprender esta tecnica a profundidad

jordidap dijo...

Hola Miguel Ángel:

Un librito sencillo y completo es: SEYNES, CLAUDE DE y NAUDET, JEAN: Así se pinta con rotuladores. Parramón Ediciones. Barcelona, 1986. 96 págs.

Espero que te sea útil

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

.